La compañía insta a los sindicatos a iniciar ya las negociaciones.

La dirección de Volkswagen Navarra ha instando a los sindicatos a iniciar ya las negociaciones de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas organizativas ante las dudas que plantea el Covid-19 para la vuelta a la actividad y que se aplicaría una vez finalice el estado de alarma.

Según ha informado UGT en un comunicado, el nuevo ERTE se basaría en causas organizativas, derivadas de presevar la salud de la plantilla, y productivas, como consecuencia de los proveedores, las campas y los concesionarios.

La propuesta ha sido trasladada este lunes al comité de empresa en una reunión, en la que también se han repasado las medidas de prevención sanitarias para evitar contagios por Covid-19 que se han establecido en la factoría para la vuelta a la actividad.

La dirección de la empresa y la mayoría de la representación social -UGT, CC OO, ELA y CCP, que suman el 82,7% del comité de empresa- aprobaron el viernes pasado la modificación de los turnos de trabajo establecidos en el calendario general de la empresa para llevar a cabo el regreso gradual a la actividad productiva el 27 de abril.

Volkswagen Navarra aplicó un ERTE por causa de fuerza mayor a sus más de 5.000 empleados cuando el Gobierno decretó el estado de alarma. La planta, donde se ensamblan los modelos Polo y T-Cross, cerró el pasado 15 de marzo ante la falta de personal y por no poder garantizar la salud de los trabajadores.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí