Los trabajadores se irán incorporando de forma gradual antes de dicha fecha para recibir formación relativa al protocolo de prevención.

Renault retomará la actividad en sus plantas de carrocería y montaje de Valladolid y Palencia el 29 de abril, según ha informado este lunes la compañía en un comunicado.

Los trabajadores se irán incorporando de forma gradual antes de dicha fecha para recibir formación relativa al protocolo de prevención y para preparar el prearranque de las instalaciones.

“La seguridad de los empleados ha sido la prioridad de grupo Renault desde que comenzó la pandemia de coronavirus, por ello la empresa ha diseñado un estricto protocolo de prevención que permite retomar la actividad de las fábricas”, ha señalado la compañía.

Las plantas de Renault en España permanecen cerradas desde el pasado 16 de marzo con el fin de evitar contagios por coronavirus entre sus empleados y tras que el Gobierno decretara el estado de alarma.

Las factorías de motores y de cajas de velocidades de Valladolid y Sevilla, respectivamente, abrieron el 16 de abril, dado su alto grado de exportación.

“La fábrica de motores de Valladolid y la de cajas de velocidades de Sevilla exportan su producción a países como Corea del Sur, China o Rusia, donde ya están produciendo, de ahí que es estratégico el poder abastecerles”, ha destacado el director de Fabricaciones y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, durante su visita este lunes a la planta vallisoletana.

De los Mozos ha subrayado que la salud de los trabajadores ha sido la “prioridad” del grupo francés desde que estallara la crisis sanitaria. “Por este motivo he querido venir personalmente a la factoría de motores de Valladolid, donde he quedado impresionado por la serenidad, así como por la profesionalidad de todos los trabajadores. Quiero resaltar el respeto y cumplimiento de todas las medidas preventivas que hemos desplegado en las oficinas, en la ingeniería y en los talleres”, ha apuntado.

Para la vuelta a la producción de sus plantas españolas, Renault ha diseñado un protocolo de seguridad que incluye medidas como tomar la temperatura a los trabajadores antes de acceder a su puesto de trabajo, uso obligatorio de mascarilla o una formación específica antes de la reincorporación al trabajo.

Renault España ha aplicado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor a la totalidad de su plantilla -unas 11.000 personas- que durará hasta que finalice el estado de alarma.

El fabricante francés cuenta en total con cuatro factorías en España: Sevilla, de cajas de velocidades; Valladolid, una de motores y otra de automóviles, donde ensambla el Captur; y Palencia, donde monta los modelos Mégane y Kadjar.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí