Loramendi, fabricante de equipos y maquinaria para fundición, se encuentra trabajando en el suministro de dos líneas de producción de bloques de motor y culatas para la nueva fundición que está poniendo en marcha la empresa sueca Scania, cuya construcción y puesta en marcha conllevará una inversión cercana a los 200 millones de euros, el mayor desembolso realizado en la fundición europea en los últimos años.

La primera línea productiva que está suministrando Loramendi está enfocada a los bloques que fabricarán referencias de motor en línea de 5 y 6 cilindros, así como los robustos motores V8. La segunda línea, por su parte, se dedicará a la manufactura de culatas. La entrega de ambas infraestructuras se completará a finales del presente mes.

Según explica la compañía alavesa, el fabricantes de vehículos comerciales y motores diésel entiende que tanto los bloques de motor como las culatas son el mayor activo que posee su tecnología, además de considerar que el motor activo que posee su tecnología, además de considerar que el motor de explosión para vehículos industriales tiene todavía una larga vida. Ante esta perspectiva, Scania alcanzará con la nueva fundición una producción superior a 170.000 motores al año para la versión en línea y cercana a los 20.000 motores V8. Ubicada en Södertäjle, su objetivo es triplicar su capacidad de fabricación de bloques y cabezas de cilindros de hierro y reducir el consumo de energía en un 50 por ciento en comparación con la fundición actual. También será posible, a través de un manejo y reciclaje de materiales más eficaz, una fuerte reducción del transporte por unidad de fabricación.

Este proyecto no es el primero que Loramendi realiza para Scania. Ya en 1996 le entregó una línea Key Core, una de las principales patentes de la empresa alavesa para el ensamblado de diferentes machos de arena con gran precisión. Tras varios años de relación y trabajo conjunto, en 2017, le suministró una segunda línea de producción de machos con arenería.

Loramendi, pese a la incertidumbre a corto y medio plazo provocada por la pandemia en la actividad económica mundial, ha proseguido con los plazos de ejecución de su cartera de proyectos, “que es positiva porque partíamos de una cartera buena”, según aseguran. Entre esos contratos, destacan varios proyectos en Alemania, América y Asia para los principales OEMs y TIER1s del sector de fundición.

Loramendi, perteneciente a Corporación Mondragón, se dedica desde su fundación en 1973 al diseño y el suministro de soluciones globales de fundición: equipos de fabricación de núcleos, máquinas de moldeo vertical, además de proporcionar un servicio de refacciones y refacciones. De carácter internacional desde hace más de tres décadas, la compañía cuenta con una amplia red comercial y sus principales clientes se extienden por toda Europa, Asia y América, llegando a exportar el 95 por ciento de su producción.

 

Fuente: Empresa XXI

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición