Piden reactivar la actividad y las compras locales, destacan los problemas de liquidez y temen un importante aumento de la morosidad.

Dos tercios de las empresas vizcaínas no vislumbran una salida a la actual crisis económica originada por la pandemia del coronavirus en un plazo menor a un año. Así se constata al menos en dos encuestas elaboradas en los últimos días y dadas a conocer ayer, una llevada a cabo por la patronal territorial Cebek y la otra, por la Cámara de Comercio de Bilbao. En concreto, en la primera, el 41% de las 370 empresas que participaron en el estudio -representativas de la industria (38%), los servicios (53%) y el comercio (9%)- cree que la recuperación aún tardará un año en producirse, mientras que un 23% la estima a dos años vista. E incluso un 10% opina que «nunca» se dará una salida como tal a la crisis, porque cree que «nos enfrentaremos a un entorno distinto». No obstante, todavía hay un 25% de las firmas vizcaínas que piensan que la recuperación tendrá lugar, como mucho, en seis meses.

En el caso del estudio de la Cámara de Comercio, con 690 compañías participantes, son un tercio las que ven la salida a un año; otro tercio, en 2022 y un 17% las que no vislumbran una salida sino un entorno futuro distinto al conocido hasta ahora.

Ambas encuestas también coinciden, además de en la necesidad de que tras seis semanas de estado de alarma se recupere gradualmente la actividad empresarial, en que para ayudar a la recuperación del territorio es clave avivar la economía local (para el 82,6% de las empresas consultadas por la institución cameral) favoreciendo la compra y los suministros locales, según señalan el 93% de las participantes en la de Cebek.

Y es que la lógica disminución de ingresos por el parón de la actividad (el 78,6% de los negocios encuestados por la Cámara afirma que su caída ha sido mayor a un 20%, y de ellos un 15,8% declara descensos superiores al 75%), sumada a una pérdida de clientes, que según la patronal vizcaína afecta o afectará pronto a casi el 80% de las empresas, ha originado ya problemas de liquidez. O lo hará antes de que pase la crisis a la mitad de las sociedades del territorio. Dato que la Cámara de Comercio eleva por encima del 78%. Además, entre el 54% y el 72% de las compañías teme un importante incremento de la morosidad por parte de su clientela.

 

Avales y ayudas públicas
Para afrontar este poco halagüeño panorama, entre el 42% -según Cebek- y el 46,5% -según la Cámara- de los negocios vizcaínos han solicitado avales y ayudas públicas. Mientras que buena parte del resto ha optado por reducir o cesar temporalmente su actividad, revisar sus contratos con clientes, proveedores y suministros llegando incluso al impago en un 8% de los casos, y revisar sus planes de contingencia.

Respecto al empleo, cabe destacar que una amplia mayoría de las firmas del territorio, pese a las dificultades económicas provocadas por la crisis sanitaria, no tiene previsto reducir sus plantillas en los próximos meses. Al menos así lo señalan el 63% de las encuestadas por Cebek -incluso hay un 4% que dice que la aumentará- y casi el 61% en el estudio de la Cámara de Comercio. Sin embargo hay una mayor diferencia en cuanto a las firmas que sí prevén recortar puestos de trabajo. Así, mientras en la encuesta de la patronal sólo un 4% indican que disminuirán su empleo más del 25%, en la de la Cámara lo señalan el 13,5% de las empresas.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí