El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó hoy que el Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo en el primer trimestre del año un 5,2% respecto al trimestre precedente, tal y como adelantó el pasado 30 de abril. Este desplome de la economía se produjo por el inicio de la pandemia y el confinamiento a mitad de marzo.

Esta tasa es de 5,6 puntos inferior a la del último trimestre de 2019 y supone la mayor caída registrada en la serie estadística iniciada en 1970. Hasta ahora, el mayor retroceso trimestral del PIB se había producido en el primer trimestre de 2009 (-2,6%).

 

Hundimiento del consumo y la inversión
El descenso del primer trimestre de este ejercicio fue consecuencia de una caída del consumo de los hogares (-6,6%) y la inversión (-5,7%). En este último apartado, la caída de la inversión empresarial fue del 8%, mientras que la destinada a vivienda y edificación lo hizo en menor medida, un 5,9%.

Sin embargo, el gastó público se aceleró más de un punto en el trimestre, hasta crecer un 1,8%, lo que supone el mayor aumento en doce años, desde el primer trimestre de 2008.

Por otra parte, en el sector exterior se produjo un hundimiento de las exportaciones (-8,2%) y las importaciones (-6,6%).

 

Las horas trabajadas bajan
El impacto del Covid-19 sobre el empleo fue mayor en las horas trabajadas, que descendieron un 5% respecto al trimestre anterior, que en los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, que cayeron un 1,9%.

 

Caen todos los sectores menos la agricultura
Desde el punto de vista de la oferta, en este trimestre registraron caídas todos los sectores menos la agricultura que mejoró un 1,6%. La construcción lideró los descensos (-6,8%), seguido de la industria (-6,5%) y los servicios (-4,7%). Dentro de este sector, las ramas de actividad con mayores retrocesos trimestrales de valor añadido bruto fueron el comercio, transporte y hostelería (-11,1%), actividades artísticas, recreativas y otros servicios (-8,5%), actividades profesionales, científicas y técnicas (-6,1%) e información y telecomunicaciones (-2,7%).

Destaca, no obstante, el incremento trimestral de las actividades financieras y de seguros (3,4%).

 

Una caída internual del 4,1%
En términos interanuales, la bajada del PIB fue del 4,1%, tasa 5,9 puntos inferior a la del cuarto trimestre de 2019.

La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB fue de 3,7 puntos, 5,0 puntos inferior a la del cuarto trimestre. Por su parte, la demanda externa presentó una aportación de 0,4 puntos, nueve décimas inferior a la del trimestre pasado.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí