La empresa de base tecnológica se instalará en Basauri con el objetivo de empezar la fabricación de moldes de hasta 1800x1500x1000 mm en el próximo mes de mayo

El grupo GUIVISA ha cerrado la conmemoración del 70 aniversario de su constitución en Basauri con el lanzamiento de una compañía de base tecnológica. La nueva empresa se especializará en la fabricación de moldes por impresión para el sector de la fundición. El proyecto revolucionará la fabricación de prototipos y series muy cortas.

Los planes industriales de la dirección de Guivisa registrarán un salto cualitativo de primer nivel en 2020 con la constitución de una empresa de base tecnológica y el lanzamiento de un plan de inversiones para poner en servicio una actividad totalmente novedosa en España: la fabricación de moldes para el sector de la fundición mediante tecnología de impresión.

El director ejecutivo de Guivisa, Rafael de la Peña, con una experiencia de 40 años en el sector, valora esta operación como estratégica para la adaptación de la fundición a los mayores requerimientos de los clientes en plazo y eficiencia: “Con el apoyo del Programa 2i de la Diputación de Bizkaia ejecutamos un proyecto para dominar esta tecnología y desarrollar producto, lo que requiere una gran carga de ingeniería y de conocimiento sectorial”.

El equipo de ingenieros de Guivisa profundizó en el plan y, a finales de 2019, la dirección de la compañía decidió asumir el desafío empresarial e invertir 1,5 millones de euros en el proyecto.

Abiertos a colaborar
Como indica Rafael de la Peña, constituirán “una empresa independiente para el desarrollo del nuevo negocio” y estarán abiertos “a colaborar con otras compañías, tanto industrial como societariamente” en el impulso del nuevo negocio.

La empresa de base tecnológica, que tiene previsto recibir apoyo foral en su lanzamiento, se instalará en Basauri, junto a la sede de la matriz, donde ocupará 1.200 metros cuadrados. La máquina de fabricación de los moldes será entregada por una empresa alemana, si bien el proyecto se sustentará en tecnología estadounidense.

La versatilidad de la fabricación de moldes de arena mediante impresión permitirá la oferta de soluciones a todo tipo de fundiciones, de acero, hierro, bronce, etc. Con la posibilidad de elaborar moldes con dimensiones de hasta 1800 x 1500 x 1000 milímetros.

Los aspectos más destacados de esta nueva tecnología, en palabras de Rafael de la Peña, giran alrededor de la precisión, las geometrías de los moldes, el acabado superficial y del acortamiento de los plazos de desarrollo de los moldes. Las características anteriores se traducen en una ganancia muy importante de eficiencia, al acercar las tolerancias de la pieza fundida a los requerimientos finales fijados por el cliente, lo que evitará, o reducirá, la ejecución de segundas operaciones como el mecanizado de crecidos.

Prototipos en una semana
Asimismo, la fortaleza de la ingeniería de desarrollo y la capacidad aportada por la fabricación con tecnología de impresión facilitará el diseño de moldes más avanzados con capacidad de respuesta a retos de mayor complejidad geométrica.

Otro aspecto clave que aporta la nueva tecnología es la reducción de los tiempos de diseño y fabricación de los moldes. Rafael de la Peña subraya que ofrece “una respuesta inexistente en el mercado para afrontar la construcción de prototipos o de series muy cortas. La impresión permitirá fabricar el prototipo en una semana, cuando actualmente se puede tardar más de un mes. Además, cuenta con la ventaja de que los rectificados se pueden introducir con mayor facilidad”.

El plan de negocio contempla que los primeros moldes salgan de la nueva planta de Basauri en mayo de 2020. Guivisa será el primer cliente y empleará los moldes en la fundición de piezas para los sectores de ferrocarril, como bogies y locomotoras de clientes alemanes; offshore y estructuras de obras civil y edificación.

El producto también dará respuesta a los requerimientos de la economía circular, tanto por la recuperación de las arenas para su reutilización como por la gran concentración de empresas de fundición en un radio de 100 kilómetros alrededor de Basauri, lo que abre grandes posibilidades comerciales. En el terreno de la seguridad y salud laboral, la fabricación automática de los moldes de arena reduce las necesidades de mano de obra y la exposición de los trabajadores al proceso industrial.

Fuente: Empresa XXI

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición