Los fabricantes galos deben fabricar más vehículos en Francia a cambio de recibir ayudas que palíen el impacto del coronavirus, según pidió el lunes el ministro galo de Finanzas, Bruno Le Maire.

En una entrevista radiofónica a la emisora BFM Business, recogida por Reuters, Le Maire avanzó que mantendrá nuevas reuniones con los fabricantes automovilísticos del país para proponer un plan de ayudas, que vería la luz a finales de agosto o principios de septiembre.

«Estamos listos para incrementar los incentivos para comprar coches, estamos preparados para ver cómo incrementar su competitividad en sus fábricas situadas en Francia», dijo Le Maire, que planteó que, «a cambio, preguntaremos ¿Cuál es vuestro plan de relocalización? Así es como volveremos a construir una industria automovilística fuerte».

El Gobierno galo ya trabaja en una línea de crédito de 5.000 millones de euros para Renault, de la que posee un 15% de las acciones. El fabricante galo opera dos plantas automovilísticas en España, en Palencia y en Valladolid, además de una factoría de cajas de cambio en Sevilla. Por su parte, el otro gran fabricante galo, el grupo PSA, fue en 2019 el principal productor de vehículos en España, con sus tres instalaciones, en Vigo, Madrid y Figueruelas (Zaragoza), de las que salieron casi un millón de vehículos.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí