Algunas de las piezas del Polo y del T-Cross proceden de fábricas italianas situadas en uno de los puntos más afectados por el coronavirus.

La dirección de la factoría español de Volkswagen en Navarra ha convocado hoy a la Comisión Sindical de Seguimiento, en la que están presentes todas las organizaciones sindicales con representación en la factoría, para iniciar un proceso de negociación que lleve a la solicitud de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de «carácter preventivo». Una medida que llega ante los posibles problemas que puedan surgir en la cadena de suministro ya que la fábrica proveedora está situada en uno de los puntos más afectados por el coronavirus.

La fábrica de Landaben trabaja, de momento, con total normalidad pero, según ha manifestado la dirección a la parte social, quiere estar preparada para un posible problema de corte de suministro de algún proveedor, aunque también siguen trabajando con total normalidad.

Asimismo, la solicitud del ERTE no implica necesariamente que se vaya a llevar a cabo; se trata tan solo de un «mecanismo preventivo» para que se pudiera aplicar sin demora en el momento en el que Volkswagen Navarra se viera obligada a suspender temporalmente su actividad.

La constitución de la mesa negociadora se llevará a cabo el próximo lunes, 2 de marzo, a las 12 horas.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí