LOS INTEGRANTES DEL TLCAN AÚN NO SABEN CÓMO SERÁ LA RENEGOCIACIÓN DEL TRATADO

Desde su llegada a la Casa Blanca, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que se revisarían todos los tratados comerciales de los que participa el país, en especial el TLCAN. Tras unos meses de cruces de declaraciones entre los implicados parece que después de la elección de Rober Lightziger como negociador del TLCAN por parte de Estados Unidos, la hora de sentarse a hablar ha llegado, sin embargo, como ha declarado en una entrevista a la CNN Moisés Kalach, Consejero Estratégico de Negociaciones Internacionales en el Consejo Coordinador Empresarial de México, ningún interlocutor sabe cómo será la negociación aún.

Kalach afirma que lo bueno es que por fin va a haber una negociación institucional. “Hasta ahora ha sido una negociación en las redes sociales, sin haberse tratado ningún punto en concreto. Ha llegado la hora de sentarse a la mesa”. Kalach también celebra el nombramiento de Robert Lightziger como negociador del tratado, ya que asegura que es “un hombre que sabe mucho de las relaciones comerciales entre ambos países”.

Por otro lado, pese a que el presidente Trump parece haber aparcado el tema tras su gira por Oriente y la polémica por su relación con Rusia, Kalach afirma que no es todavía descartable la opción de que Estados Unidos salga del acuerdo. Recuerda que el presidente Trump tiene potestad para hacerlo. “Tras haber ratificado el Congreso el mandato que permite a Trump negociar el acuerdo, el presidente no necesita la aprobación del Congreso para sacar a Estados Unidos del TLCAN”.

Aliados a ambos lados de la frontera

Kalach también ha asegurado que México tiene muchos aliados en Estados Unidos en que velarán por sus intereses conjuntos. “Cada día hay empresas que compran y venden de un país a otro por valor de 1,300 millones de dólares. Obviamente hay un enorme tejido industrial estadounidense que está de nuestro lado y no quieren que se rompa el acuerdo”. Además, el miembro del CCE ha afirmado que serán estos empresarios quienes hagan de interlocutores entre Estados Unidos y México, ya que Trump “debe su mandato a los ciudadanos estadounidenses, por lo que hará mas caso a ellos que a nosotros”.

Por último, Kalach ha recordado que no se debe de valorar solo el TLCAN solo por el saldo, que es deficitario en 62,000 millones. “En economía, los déficits no tienen por qué ser siempre algo negativo”. Además, el miembro del CEE afirma que fijarse solo en el saldo, sería hacer una lectura “muy superficial” del acuerdo, y que el TLCAN es “mucho más profundo” que un saldo.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí