LAS EMPRESAS VASCAS INVIRTIERON EN INNOVACIÓN 2.524 MILLONES EN 2016

Las empresas vascas invirtieron el año pasado en innovación tecnológica 2.524,6 millones de euros, una cifra superior en un 3,3% a la de 2015.

Entre las principales actividades dentro de la innovación tecnológica, destacan el gasto en I+D interna, con el 51,1% del total del gasto, la adquisición de maquinaria y equipo, con el 20,5%, la adquisición de I+D externa, con el 16,1%, y el 12,2% para el resto de actividades.

El porcentaje de empresas vascas con innovación, tecnológica o no tecnológica, en 2016 fue del 16,4%, 5 décimas menos que en 2015, según ha informado hoy el Instituto Vasco de Estadística-Eustat.

Si se tiene en cuenta únicamente a las empresas de 10 o más empleados, el porcentaje de empresas innovadoras asciende al 34%, 0,6 puntos menos que en 2015.

Se considera innovación tecnológica a la realizada por aquellas empresas que son capaces de introducir en el mercado algún producto o servicio nuevo o “sensiblemente mejorado”, el 7,8% del total en 2016, o las que implantan, dentro del propio establecimiento, un proceso nuevo o sensiblemente mejorado, el 8,7 %.

Estos porcentajes se elevan al 27,9% si se tiene en cuenta solo a las empresas de 10 o más empleados, el 0,3% menos que en 2015. En este tamaño, son innovadoras de producto el 17,5% e innovadoras de proceso el 22,2%.

El 26,4% de las empresas con innovación tecnológica recibieron alguna financiación pública y, de ellas, destacan las provenientes del Gobierno Vasco que financia total o parcialmente al 78% del total de empresas con innovación que reciben ayudas.

En el caso de las de 10 o más empleados, el 51,2% recibe ayudas, siendo también el Gobierno Vasco el que financia total o parcialmente al 72% del total de empresas de este tamaño que reciben ayudas.

El 92,2% de las empresas considera que la innovación tiene efectos positivos sobre sus productos, ya sean bienes o servicios, el 75,2% sobre sus procesos internos, el 53,5% piensa que influye sobre el empleo y el 46,4% cree que también existen otros efectos positivos, como un menor impacto medioambiental o una mejora de la salud de sus empleados.

En las empresas innovadoras de más tamaño, el porcentaje de las que consideran que la innovación tiene efectos positivos se sitúa en el 95,3%.

Algo más de la mitad de las empresas (55,9%) ve que hay factores que dificultan la innovación tecnológica. Las empresas destacan los riesgos económicos que consideran excesivos (39%), los elevados costes que supone realizar innovación (42,9%) y la falta de fuentes de financiación (35,5%).

Respecto a la innovación no tecnológica, que está compuesta por innovaciones organizativas o de comercialización, la realizan el 9,4% de las empresas.

Una innovación de organización consiste en la implementación de nuevos métodos organizativos en el funcionamiento interno y la realiza el 5,3% de las empresas vascas, mientras que una innovación de comercialización es la ejecución de nuevas estrategias o conceptos comerciales que difieren significativamente de los anteriores, que se desarrollan en el 6% del total de empresas en la comunidad.

En las empresas de 10 y más empleados la innovación no tecnológica supone el 19,4% y se obtiene al realizar innovaciones organizativas, el 15,6%, e innovaciones de comercialización, el 8,9%.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí