LA TENSIÓN ENTRE EEUU E IRÁN DISPARA UN 4% A LAS FIRMAS DE DEFENSA

Northrop Grumman, L3Harris o Lockheed Martin subieron más de un 6%

Pese a la distensión geopolítica que el martes se compró en los principales mercados de uno y otro lado del Atlántico, en la mente de analistas e inversores sigue estando presente la posible respuesta del Gobierno de Irán a la muerte del comandante de la guardia revolucionaria iraní, Qasem Solemaini, tras el ataque aéreo perpetrado por parte de EEUU. Prueba de ello son las palabras del ministro de asuntos exteriores del país islámico, Mohammad Yavad Zarif , quien tildaba el asesinato de «terrorismo de estado», y aseguraba que responderían «de forma proporcionada».

Un riesgo que ha quedado reflejado en el mercado de renta variable, donde aún se pueden encontrar rescoldos del incendio que el viernes desató la crisis entre EEUU e Irán. Una de esas pequeñas brasas la representan las empresas de defensa estadounidenses, que se han convertido en las más alcistas del mercado ante la previsión de un aumento de la actividad militar en la región.

Las acciones de este tipo de firmas tienden a subir cuando aumentan las tensiones geopolíticas, y en las últimas sesiones ha quedado de manifiesto. Las acciones de gigantes del sector como Northrop Grumman, L3Harris o Lockheed Martin se han revalorizado más de un 6% en los primeros compases del ejercicio al calor de las fuertes ganancias acumuladas, sobre todo, en las sesiones del viernes y del lunes. De hecho, el sector en su conjunto acumula en el S&P 500 ganancias superiores al 4% desde el primero de enero, situándose así como la industria más alcista de todo el selectivo.

Quienes no han visto elevarse el precio de sus acciones de una manera contundente en estas últimas sesiones han sido las firmas dedicadas a la fabricación de vehículos aéreos no tripulados, los comúnmente conocidos como drones. A pesar de que las ventas de este sector alcanzarán los 40.000 millones de dólares según las previsiones de Barclays, las empresas cotizadas dedicadas exclusivamente a este tipo de artefactos (como el que acabó perpetrando el ataque al aeropuerto de Bagdad, donde se encontraba Solemaini) son muy pequeñas y sus movimientos no han ido en una única dirección como sí ha ocurrido con las que elaboran piezas para estos artefactos o en las que éstos sólo representan una parte de su producción, como las ya mencionadas Northrop Grumman, L3Harris o Lockheed Martin.

 

Aguantan los soportes
Sea como sea si algo ha quedado patente en el mercado en las últimas sesiones es que zonas de soporte como los 3.722-3.706 puntos en el EuroStoxx 50 o los 9.517-9.468 puntos en el Ibex 35 han funcionado a modo de muro consistente que permite que el control en el mercado lo sigan manteniendo los alcistas y que se presentan como la línea divisoria que separa un contexto potencialmente alcista de uno correctivo.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí