LA INDUSTRIA AERONÁUTICA VASCA REGISTRA UN CRECIMIENTO DEL 16%

Las empresas facturaron 2.247 millones y las plantas vascas aumentaron sus plantillas un 7%

Las empresas del sector aeronáutico vasco aumentaron su empleo en Euskadi en un 7% en el último ejercicio tras contabilizar una facturación de 2.247 millones de euros lo que representa un notable incremento del 16%. Para este año, “en una estimación prudente”, según señaló Jorge Unda, el presidente del clúster aeronáutico Hegan, las empresas esperan un crecimiento de al menos el 2%.

Unda señaló que en 2016, “un año bueno pero sin euforias”, las empresas del sector recogieron los frutos de la importante inversión realizada una década antes porque, según recordó el presidente de Hegan, “este sector es de proyectos a largo plazo”.

Los 2.247 millones de euros de facturación de las empresas del sector aeronáutico vasco, un 16% más que el ejercicio precedente, generaron un incremento notable de la ocupación que se elevó hasta 13.612 empleos, la mayoría de personal muy cualificado, el 9,4% más, aunque en las plantas situadas en territorio vasco, la creación de empleo fue del citado 7% de aumento, con 300 profesionales más. Las empresas del clúster Hegan, que cuenta con 63 socios en la actualidad, tienen 161 centros productivos repartidos por medio mundo.

El clúster aeronáutico vasco Hegan celebró ayer su asamblea anual en el Parque Tecnológico de Zamudio y previamente a la misma sus principales responsables, -Jorge Unda, José Juez, el hasta ahora director general que deja el cargo para dedicarse a otras actividades, y su sucesora a partir de hoy, Ana Villate, que ocupaba el cargo de directora de Proyectos de Cooperación-, pasaron revista a la situación del sector al que auguraron un futuro positivo “si hacemos las cosas bien como hasta ahora” porque las previsiones de demanda de aviones comerciales en el mundo en los próximos veinte años son de crecimiento hasta el punto de que los grandes constructores estiman que en 2035 se duplicará la flota actual.

Analizando la evolución de las ventas en 2016 por subsectores se constata que el de Aeroestructuras, con compañías como Aernnova, generó un 55% de las ventas totales, mientras que Motores, cuyo representante más cualificado es ITP, representó el 38% de la facturación, Sistemas y Equipos registraron el 4%, y Espacio, donde trabajan compañías como la ingeniería Sener, supone el 3%.

Este es un sector de “alto valor añadido”, según destacó Jorge Unda, como se demuestra por el hecho de que representa el 2,2% del empleo industrial vasco y sin embargo genera nada menos que el 6,1% del PIB industrial de la CAV. Y además es un sector plenamente internacionalizado.

En conjunto, las exportaciones alcanzaron el pasado año 1.366 millones de euros, lo que supone el 61% de la cifra de ventas pero con los componentes que forman parte de piezas que también se venden fuera, la realidad es que el 89% de la facturación del sector aeronáutico vasco se realiza en el exterior.

En cuanto a los retos del sector se mantiene la necesidad de incrementar la red de subcontratistas y ello pasa porque las pymes vascas ganen tamaño para poder trabajar en un sector muy exigente en cuanto a certificaciones y financiación pero sobre todo es preciso, afirmó Unda, mantener la competitividad en costes, máxime cuando hay que pugnar con nuevos competidores de países como China, India o Singapur, que subvencionan de manera importante la entrada en el sector aeronáutico y cuentan con un mercado interno notable.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí