LA FED PREVÉ DEJAR INTACTA LA POLÍTICA MONETARIA HASTA 2021

Se espera que deje los tipos sin cambios en la reunión de esta semana.

El Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) comienza este martes en Washington su última reunión de política monetaria del año. Un ejercicio que ha quedado marcado por los reveses del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, quien no ha dudado en poner en entredicho una y otra vez la labor del presidente del banco central, Jerome Powell.

Coincidencia o no, es cierto que la institución se ha visto forzada a realizar ajustes en sus proyecciones y en el precio del dinero en su hazaña por mantener con vida la expansión económica más larga de la historia en Estados Unidos.

Ahora bien, tras implementar tres rebajas de tipos de interés de 25 puntos básicos cada una desde el pasado mes de julio y reanudar quirúrgicamente el engorde de su balance -cuyo peso ha ascendido ya desde los 3,8 billones de dólares en septiembre hasta los 4,07 billones de dólares la semana pasada-, Powell y el resto de altos funcionarios de la Fed han logrado encontrar un nuevo punto de equilibrio con el que también se alinea el resto del mercado.

«Esperamos que el FOMC mantenga los tipos sin cambios entre el 1,50 y el 1,75%» manifiesta Andrew Hollenhorst, economista de Citi. El 99,3% del mercado coincide con esta postura al considerar que el miércoles, cuando el FOMC publique su comunicado final, que llegará acompañado de una actualización de sus previsiones económicas, no habrá intención alguna de realizar cambios en el precio del dinero. De hecho, según el FedWatch de la CME, los futuros indican que las tasas se mantendrán inamovibles a lo largo del próximo año.

 

Un tono más agresivo
No obstante, para Hollenhorst existe una gran posibilidad de que las nuevas perspectivas de la Fed aboguen por un tono algo más agresivo. «El punto medio de 2020 probablemente mostrará las tasas sin cambios, pero algunos puntos indicarán alzas y probablemente ninguno indicará recortes», asegura haciendo referencia al dot-plot, o diagrama de puntos en el que la Fed telegrafía donde observa los tipos a corto, medio y largo plazo. Parte de ello puede llegar por la rotación de sillas dentro del FOMC.

Sin embargo, Michael Pearce, economista de Capital Economics, enumera tres razones por las que el Banco Central estadounidense podría mantener los tipos sin cambios, por lo menos, hasta finales de 2021. La primera está en las elecciones presidenciales y la percepción que cambios en el precio del dinero pueden tener a lo largo del año que viene.

Tampoco hay que olvidar que Powell y sus chicos son conscientes que subieron tipos demasiado rápido en 2018 mientras que las grandes presiones inflacionarias seguirán siendo inexistentes a medio plazo. «Es por ello por lo que esperamos que la Reserva Federal mantenga los tipos sin cambios a lo largo de 2020 y 2021, aunque el crecimiento repunte y vuelva a crecer por encima de su potencial», justifica Pearce.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí