EL ÍNDICE PMI INDUSTRIAL MEJORA, PERO LA PRODUCCIÓN SIGUE A LA BAJA

El sector sigue deprimido en Alemania, mientras Francia abandona la zona de contracción.

La industria española sigue castigada por el enfriamiento económico ligado a la guerra comercial. El índice PMI industrial, elaborado por la firma Markit a partir de una encuesta entre responsables de compras en el sector, ha marcado 48,8 puntos en el mes de agosto. La cifra es seis décimas superior a la de julio, pero sigue por debajo de los 50 puntos que marcan la diferencia entre contracción y expansión de la actividad.

Además, el dato de producción ha caído, por tercer mes consecutivo y al mayor ritmo desde 2013. Dado que también han bajado, aunque a menor ritmo, los pedidos pendientes y los recibidos, las empresas han optado por reducir existencias en sus almacenes. El julio la reducción de inventarios fue la mayor en nueve años, un ritmo que se ha moderado levemente en agosto.

Así, los fabricantes han recortado personal en las plantas, también por cuanto mes consecutivo. Los encuestados se muestran preocupados por la evolución de la demanda global, ante la amenaza de recesión. Con todo, los industriales aún esperan que la producción crezca en los próximos 12 meses.

“A pesar de los informes de una persistente apatía entre los clientes clave en Europa en general, los datos de los nuevos pedidos proporcionaron signos de estabilización, ya que en agosto solo se registró una caída marginal y, por lo tanto, aumentan las esperanzas de que la reciente desaceleración, caracterizada por una fuerte caída de los pedidos pendientes y de los inventarios, haya alcanzado su punto más débil”, expica Paul Smith, economista de Markit.

El indicador PMI industrial de la eurozona también está por debajo de los 50 puntos, en este caso por séptimo mes consecutivo: marcó 47 puntos en agosto, cinco décimas por encima del mínimo de 46,5 puntos de julio, que supusieron el nivel más bajo desde 2012. “Los fabricantes de la eurozona están subiendo a medida que el desplome de la actividad persiste en agosto. El deterioro del optimismo sobre el próximo año sugiere que las empresas esperan que lo peor esté por llegar”, explica el economista jefe de Markit, Chris Williamson.

La industria alemana sigue siendo la que muestra los peores datos. El índice subió levemente, pero está aún en 43,5 puntos (42,3 en julio), frente a los 55, de hace un año. Además, el indicador de nuevos pedidos ha bajado a 41,6. En Francia, por el contrario, el índice ha entrado en zona de expansión al subir a 51,1 puntos desde 49,7. En Italia ha subido de 48,5 a 48,7.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pinche aquí