EL GOBIERNO VASCO RENOVARÁ TODA SU FLOTA PARA INTRODUCIR ENERGÍAS ALTERNATIVAS

Euskadi tiene previsto una verdadera revolución en su parque móvil, ya que en virtud de los planes energéticos el Gobierno vasco pretende renovar toda su flota de vehículos en tres años, introduciendo energías alternativas (electricidad, biocombustibles, gas, etc). Esta medida en principio será de aplicación en el Ejecutivo vasco, pero con la intención de que además se extienda al resto de administraciones públicas, como Diputaciones Forales y Ayuntamientos.

Así lo anunció ayer la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, en el transcurso de la Jornada Empresarial Eficiencia Energética y Sostenibilidad. El reto de la industria en Euskadi, organizada por elEconomista, en el Museo Guggenheim Bilbao, con el patrocinio de Petronor, EVE, Kutxabank, Ormazabal e Ingeteam.

En este contexto, la consejera Arantxa Tapia especificó que su objetivo es muy ambicioso y éste pasa por que “el cien por cien de la flota de vehículos de nuestras instituciones sea renovada y utilice combustibles alternativos para el año 2020” como media de eficiencia energética, reducción de uso de derivados de petróleo y menores emisiones de CO2.

La consejera explicó que las medidas desde el Ejecutivo y su sociedad Ente Vasco de la Energía (EVE) en pro de la eficiencia energética están dando sus frutos y que donde más avances se han logrado ha sido en el sector industrial, por lo que ahora toca intensificar las actuaciones en el sector transportes y en las edificaciones, tanto público como privado.

Tapia recalcó que el Ejecutivo y el resto de administraciones públicas se han fijado claros objetivos de reducción de consumo energético y además pretenden actuar como ejemplo que dinamice las inversiones privadas.

 

Ayudas por 200 millones

Los resultados de los programas de eficiencia energética, especialmente aplicados en la Industria, son los que han propiciado que, a pesar del crecimiento de la actividad económica e industrial, el índice de intensidad energética vasco (la necesidad de energía necesaria para producir) se ha reducido en un 11% desde 2007 y las emisiones de CO2 en un 25% desde 2005.

Para posibilitar esta reducción de la intensidad energética e incrementar la eficiencia han sido muy importantes las actuaciones y ayudas de los programas que lleva décadas desarrollando el Ente Vasco de la Energía (EVE), cuyo director general, Iñigo Ansola, destacó que los diferentes programas puestos en marcha por el EVE para promover la eficiencia energética, en la industria y en los hogares, han sumado un total de 200 millones, pero que su efecto multiplicador ha sido especialmente relevante, ya que ha propiciado movilizar inversiones privadas por otros 1.000 millones de euros.

En la actualidad, el Transporte, es el responsable del 77% del consumo energético vasco y en el que más se utilizan los derivados del petróleo. El objetivo de los planes energéticos es reducir el peso de los derivados del petróleo del mix energético, utilizando el gas como energía transitoria de respaldo, con la idea de avanzar sustancialmente hacia la electrificación y el uso de energías renovables.

Además, se han fijado como prioritario ayudar al despliegue del vehículo eléctrico, también entre los particulares, el Ejecutivo también participa en una empresa mixta con Repsol, pionera en el desarrollo de sistemas de recarga de eso vehículos.

Otro ambicioso programa de eficiencia energética y renovables que está poniendo en marcha el Ejecutivo vasco es que, con el horizonte 2025, también se va a renovar y remodelar la totalidad de los 803 edificios públicos de la administración vasca, para reducir su consumo energético y, al mismo tiempo, para que el 25% de sus necesidades energéticas se cubran por autoconsumo mediante renovables (reutilización de calor, fotovoltaica, etc), lo que además puede generar gran actividad industrial.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí