GHI INAUGURARÁ EN SIDENOR BASAURI SU NUEVA GENERACIÓN DE HORNOS DE TRATAMIENTO TÉRMICO

Entregará, llave en mano, dos líneas de 130 metros de longitud y de alta flexibilidad

GHI afronta un pedido estratégico en el campo de los tratamientos térmicos. Sidenor le ha adjudicado dos líneas de 130 metro para la planta de Basauri. Estas soluciones inaugurarán la nueva generación de equipos de GHI en esta división, en la que se potencia la flexibilidad, la velocidad de configuración y la conectividad 4.0.

El fabricante vizcaíno de hornos GHI acomete actualmente la construcción de dos líneas de tratamiento térmico de barras de acero para Sidenor Basauri. El proyecto, que se ejecuta bajo la modalidad llave en mano, incluye la construcción de dos hornos de 100 metros, de las mesas de entrada y salida y el sistema de enfriamiento, que agregan otros 30 metros a cada línea.

El diseño de estas soluciones, en las que ha colaborado intensamente con el cliente, marca un salto cualitativo en la actividad e GHI, como ha destacada e Empresa XXI el director general de la compañía, José Berasategui. Por un lado, estas líneas se convertirán en sus primeras referencias de la nueva generación de hornos de tratamiento térmico; mientras que, de otro, también serán las primeras que se construyen con el modelo ‘lean’, que han implantado en su taller con el asesoramiento de Asenta.

Berasategui destaca como principal aportación de esta solución la gran flexibilidad operativa, que se sustenta en la alta velocidad de configuración y de cambio de parámetros, tanto en tiempos de permanencia como de temperaturas. Sidenor, de esta forma, ampliará el abanico de calidades de sus barras con diversas combinaciones de tratamientos (recocidos globulares, isotérmicos y subcríticos; revenidos; distensionados; normalizados y enfriamientos) y programas, que se moverán en la horquilla más corta de 6 horas y la más larga de 28 horas.

Las líneas podrán tratar paquetes de 5 a 10 toneladas con barras de 3 a 12 metros de longitud y diámetros de 20 a 120 milímetros. Estas piezas se alimentarán y alinearán a lo ancho de la mesa de entrada de forma automática, lo que elevará la seguridad de los operarios frente a los equipos que sustituirán.

Precisamente, la necesidad de sincronizar el cambio tecnológico exigirá unos rigurosos plazos de ejecución para no parar la producción. El objetivo es que las dos líneas estén a pleno rendimiento en abril de 2020. La primera ya está en fase de montaje en Sidenor, y la segunda en las instalaciones de GHI.

Como novedad, la introducción del modelo ‘lean’ ha modificado los flujos de montaje, al adoptar el sistema de las cadenas de las fábricas de automóviles. Así, han concentrado las labores de montaje en una nave que cuenta con seis posiciones por las que pasa el horno, para lo que se ha renovado el parque de grúas, mientras que otra nave se dedica específicamente a zona de pruebas, tanto en frío como, a partir de ahora, en caliente, lo que la convierte en un auténtico banco de ensayos.

 

Profundizar en la Industria 4.0
El salto tecnológico y de gestión de proyectos protagonizado por GHI se sustenta en una exigente política de I+D+i, que en el trienio 2017.2019 ha requerido más de 3,5 millones de euros de inversión y que este año se ha impulsado con la aprobación de un Programa 3i de Diputación de Bizkaia. Con este plan foral potenciarán su división de servitización, que actualmente controla 24 hornos en Europa y que próximamente incorporará nuevas referencias en México. El objetivo es aprovechar la mina de datos obtenida para elevar la productividad de las instalaciones de sus clientes.

 

Fuente: Empresa XXI

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición