FUNDIGEX GOES GREEN: TIPS DE RECICLAJE EN LAS OFICINAS

Siguiendo con el compromiso que hemos adquirido para reducir nuestro impacto medioambiental, os pasamos a continuación unos pocos tips que pueden ayudarnos a realizar reciclaje en nuestras oficinas. Si bien está muy extendida esta forma de ayudar al medioambiente en nuestros hogares, no lo está tanto en las oficinas en las que trabajamos y aquí también se generan residuos que podemos reciclar:

1. Separación de residuos
Lo inicial sería implantar un sistema que nos permita separar los residuos en diferentes apartados (papel, plástico, cartón, vidrio). Deberíamos dejar de lado los métodos manuales, que pueden llevarnos a confusión que afectaría a su vez al proceso de reciclaje. Una forma es decantarse por una papelera de reciclaje, que presente los 3 colores básicos (amarillo, verde y azul) y que es una opción óptima para una oficina.

2. Luces
Es esencial apagar las luces, los ordenadores y todos los equipos cuando ya no se estén utilizando, fundamentalmente al final de la jornada laboral. Lo único que generan es un elevado consumo eléctrico y un gran impacto ecológico en el medio. También es recomendable no dejar nada conectado a la luz si no se está usando, como pueden ser cargadores.

3. Comunicación electrónica
Ahorra cantidades exorbitadas de papel y resulta además mucho más práctico tener toda la información organizada a través de e-mails o ficheros virtuales que a través de papel físico.

4. Papel reciclado
Aun así, el uso del papel es inevitable. Si en nuestras oficinas tenemos que utilizarlo, podemos decantarnos por el uso de papel reciclado. En muchas ocasiones necesitamos solo el papel para hacer bocetos, crear listas de tareas o tomar notas a sucio, por lo que este tipo de papel puede servirnos.

5. Grifos
Reciclar en una oficina no solo implica estudiar y tomar medidas de ahorro energético, sino también de agua. Se pueden establecer medidas para concienciar a todos los empleados para que detecten que todos los grifos están bien cerrados y que no hay ninguno goteando. Si en la oficina hay cocina con fregadero, una buena práctica es enjabonarlo todo primero y aclararlo todo después. Así no quedará el agua corriendo totalmente.

Aportar nuestro pequeño granito de arena no es muy difícil, solo habría que establecer algunos pequeños cambios en nuestro día a día; sin ninguna duda el beneficio compensa.

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición