FORD APLAZA A SEPTIEMBRE EL ERE TEMPORAL EN LA PLANTA DE MOTORES POR EL REPUNTE DE LAS VENTAS

La supresión del segundo turno de trabajo en la planta de motores de Ford Almussafes debía arrancar a principios de julio pero finalmente el ajuste se retrasará, como pronto, al próximo mes de septiembre. El repunte de las ventas del motor de gasolina que se ensambla en Valencia -y que se exporta a Estados Unidos y Europa- postergará unos meses el inicio del Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) que se había pactado con los operarios de la factoría en marzo.

La planta de motores, en la que trabajan alrededor de 270 personas, mantendrá por ahora los dos turnos de trabajo, según explicó a este diario el máximo responsable de la sección sindical de UGT en la fábrica de Ford Almussafes, Carlos Faubel. Si bien estaba prevista que la producción se redujera a un solo turno desde la próxima semana, el buen comportamiento del motor gasolina 2.0 ha animado los encargos a la factoría de Valencia, que lo exporta a Estados Unidos.

En principio, el actual ritmo de trabajo se mantendrá durante todo el mes de julio y, superado el parón de agosto, las expectativas no cambiarán hasta el 8 de septiembre, que es la fecha estimada por la dirección de la planta para recurrir a las medidas de ajuste.

El sindicato mayoritario planteó la posibilidad de implantar de un turno único en la factoría de motores, con carácter rotatorio, para evitar la amenaza de despidos que sobrevolaba a Ford Almussafes ante la inminente pérdida de los motores que para Jaguar y Land Rover se producían hasta ahora en Valencia. Finalmente, los trabajadores dieron luz verde al ERTE la pasada primavera.

La idea inicial era reducir al 50% la productividad en la planta de motores desde la última semana de junio y hasta el 30 de abril de 2018, que es cuando estaba previsto iniciar la producción para el lanzamiento del nuevo motor Maverick, que también se dirige sobre todo al mercado americano.

La puesta a punto de la factoría para el ensamblaje de este nuevo producto requiere de una importante inversión, que ronda los 100 millones de euros y que se acometerá durante los próximos meses, aprovechando el descenso de la actividad. Hace unas semanas, UGT instó a la dirección a negociar con la matriz en EEUU algún proyecto de vehículo híbrido y/o eléctrico.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí