ESPAÑA AVANZA EN RECICLAJE DE RESIDUOS, PERO SE SITÚA A AÑOS LUZ DE EUROPA

Son las ocho y su despertador suena. Al preparar el desayuno, se acaba la leche y tira la botella al cubo amarillo. La mermelada también se termina y arroja su tarro al cubo verde. Son acciones mecánicas que hacemos sin pensar. Parece que la separación de residuos en los hogares lleva toda la vida, pero la ley de envases se puso en marcha hace 20 años.

Pensemos en cómo ha evolucionado el reciclaje en los últimos 10 años. “En la última década si hay algo que destacar es la evolución de la mentalidad de ciudadano”, apunta Alicia García-Franco, directora de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FERR). Y los números la avalan.

Si en 2007 el porcentaje de reciclaje de papel y cartón se situaba en el 70%, en 2015, última cifra disponible del Ministerio de Medio Ambiente, alcanzó el 77%. En cuanto al vidrio, se ha pasado de un 55,8% al 66,2%, y del 62,8% al 79,9% en los metales. Porcentajes que aumentan en el plástico y los envases, del 23,3% al 44% y del 56,1% al 74,8%, respectivamente.

Aun así nos falta mucho por hacer. Un informe publicado por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) coloca a España muy por debajo de la media europea al afirmar que únicamente recicla el 33,3% de los residuos que genera, frente al 45% de la media de los países de la UE.

Lo cierto es que en estos años las Administraciones han puesto en marcha medidas para derribar una de las principales barreras del reciclaje: la distancia entre los hogares y los contenedores. Hoy, en las calles españolas hay un contenedor cada 100 metros. En concreto, existen más de medio millón de puntos azules y amarillos, según Ecoembes.

Lo que, sin duda, ha contribuido a que algunos niveles de reciclaje en España estén por encima de los niveles europeos. “Un par de ejemplos son los plásticos, que se sitúan en un 63,8%, frente al 22,5% de la media europea, o el de madera, que está en el 57,9%, frente al 15% de Europa”, ilustra Elena Bulmer, profesora de sostenibilidad de la escuela de negocios EAE.

Otra cuestión es la calidad de la materia. Según la Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón, hay una “elevada” cantidad de impropios presentes en estos contenedores. Su estimación es en torno al 10%.

Una tendencia que ha comenzado a calar en la mentalidad española en estos diez años ha sido la economía circular. Un modelo, que promueve el crecimiento económico a través de la producción de bienes y servicios sostenibles y que reduce el consumo de energía así como la generación de residuos.

Una empresa que ha introducido en su ADN este sistema es la tecnológica C&G Solutions. Su principal actividad es trabajar como servicio técnico oficial de compañías como Toshiba, Samsung o Lenovo. “Nuestro lema es que el primer paso del reciclaje debe ser reutilizar las cosas”, afirma su fundador y director ejecutivo, Alejandro Costa. Ellos se encargan de dar una segunda vida a los aparatos electrónicos o a sus componentes, pues rescatan de los modelos inservibles las piezas que continúan en buen estado.

Recientemente han llegado a un acuerdo a tres bandas por que el que podrán recomprar todos los equipos tecnológicos de Telefónica financiados por La Caixa una vez que estén amortizados. ¿Su fin?: reacondicionarlos y venderlos en mercados secundarios.

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí