CAF DIVERSIFICARÁ SUS NEGOCIOS MÁS ALLÁ DEL SUMINISTRO DE TRENES

La empresa CAFdiversificará sus áreas de negocio más allá del suministro de trenes para «crecer de modo rentable» y hacer frente a los nuevos retos.

Según se contempla en el plan estratégico de la empresa hasta 2020 potenciará el negocio de servicios, profundizando en las soluciones llave en mano de construcción, mantenimiento y operación, se abrirá a un desarrollo acelerado del negocio de rehabilitación de vehículos y buscará el crecimiento en otros negocios como la inversión en plataformas tecnológicas y productos.

«Disponemos de filiales tecnológicas creadas en el ciclo estratégico anterior, que han alcanzado el nivel de madurez suficiente como para crecer», señaló ayer el presidente de la empresa, Andrés Arizkorreta.

El presidente detalló ayer ante los accionistas el plan de futuro de la empresa que, este año cumple 100 años, durante la Junta general celebrada en la localidad guipuzcoana de Beasain, en la que se aprobaron las cuentas de la compañía correspondientes a 2016.

Arizkorreta señaló que este plan estratégico estará destinado a mantener niveles de rentabilidad superiores al 10%, «y para ello incrementará la presencia en áreas de negocio de mayor margen, por ejemplo los servicios, así como sofisticar el modelo industrial para seguir capturando mejoras en los costes».

CAF llega al centenario -«sólo el 1% de las empresas lo consiguen superar» recordó el presidente- con un récord histórico en la cartera de pedidos, ya que ha superado por primera vez la barrera de los 6.000 millones de euros, 6.228 millones, concretamente al mes de diciembre, lo que según señaló Arizkorreta «equivale a 4,7 veces las ventas de 2016 y supone un incremento porcentual superior a 18 puntos respecto a los 5.251 millones de euros de 2014», hasta entonces el máximo histórico.

También 2016 fue un año récord en contratación, que alcanzó los 2.677 millones de euros. Unos contratos de los que un tercio corresponden a clientes «que renuevan su confianza en CAF».

Algunos de los contratos más importantes del año pasado, son por ejemplo, los trenes de la plataforma Civity UK, o la adaptación del tranvía de la ciudad de Birmingham.

El presidente de la compañía resaltó la importancia de seguir desarrollando el plan de tecnología, que contempla inversiones de 60 millones de euros, principalmente en tecnologías de señalización, así como en almacenamiento y gestión de la energía y en digitalización para que la empresa esté en continua mejora. «No debemos caer en el error de pensar que el futuro está resuelto porque nos haya ido bien en el pasado», señaló.

En lo que se refiere a los resultados económicos, CAF cerró 2016 con unos beneficios ajustados de sólo 37 millones de euros, un 13% menos que el año anterior, lastrada sobre todo por sus negocios en Brasil que soportan una mayor carga impositiva. La deuda financiera neta, por su parte, se redujo en un 45%, hasta los 265 millones de euros, «lo que representa un ratio de 2 veces el Ebitda». Una «sólida posición financiera» que Arizkorreta considera un «factor de certidumbre frente a episodios de estabilidad financiera en los mercados de capitales».

 

Noticia propuesta por FUNDIGEX – Asociación Española de Exportadores de Fundición

 

Link: para acceder a la noticia pulse aquí